Compartimos la siguiente entrada sobre la grafología de Picasso,  que nos encargó el Museo Picasso de Barcelona, para el catálogo,  Abecedario Picasso, que ilustra la exposición Picasso Poeta, que podemos ver en Barcelona hasta el próximo 3 de marzo de 2020.

Grafología de Picasso.

La grafología permite la aproximación a la figura de Picasso desde una nueva mirada. La escritura manuscrita es recurrente en la vida del artista. Picasso, anota detalles prácticos, apuntes sobre dibujos, poemas o es válvula de escape creativa, cuando la producción pictórica desfallece. Escribe en la tapa de uno de sus cuadernos “Je suis le Cahier” /Yo soy el cuaderno, expresando la identificación con su grafismo. Picasso es su pintura, pero también su escritura.

Mental

La escritura de Picasso, rápida y personalizada, indica que nivel metal goza de gran actividad, curiosidad, rapidez, versatilidad, dinamismo y creatividad. Ha sido capaz de transcender las normas aprendidas para crear las suyas propias. Ocupa el espacio, lo devora, juega con él, con un deseo inconsciente de alargar la propia vida. En el aspecto intelectual, la altura de las jambas de su grafismo, indican su curiosidad, explora en su origen, cuando sus márgenes izquierdos son pequeños, en el futuro en los márgenes derechos invasivos e inexistentes, a través la observación, de la intuición y de la experimentación. Sus procesos mentales siguen los esquemas de la lógica deductiva uniendo y asociando ideas, como lo hace con sus letras, siendo capaz de desarrollar conceptos complejos. Esta forma de ocupar el espacio revela su gran inteligencia espacial.

Accional

Respecto a la acción, tiene una obsesión compulsiva por hacer, por crear, por aprovechar el tiempo al máximo, se observa en los finales de sus líneas. En general, la línea base de la escritura de Picasso denota su gran energía y la lucha interna por superar los estados puntuales de decaimiento. La presión de su escritura pone de manifiesto este temperamento sanguíneo y visceral que deja fluir y se escapa al control de la mente, de lo racional, que lo conecta con su versión más primaria e instintiva. El goce, el disfrute de la vida, la necesidad de exprimirla, de imbuirse en el hedonismo, en los placeres mundanos como el comer, el beber, la sexualidad y el vivir, se materializa en su escritura cuando las jambas o zonas bajas de las letras se inflan y se vuelven desproporcionadas. Considera su espacio de actuación ilimitado, se observa en las proyecciones desproporcionadas de las tildes de las t, no controla los impulsos, las personas de su entorno más cercano sufren las consecuencias de su fuerte temperamento.

Emocional

Picasso aparenta gran fortaleza externa debido su biología, no obstante, a nivel emocional se observa, cómo no es capaz de expresar con sinceridad sus emociones y tiene dificultad para gestionarla,  los óvalos cerrados de su grafía así lo indican, aparenta gran extroversión, tamaño de mayúsculas grandes, dimensión grande en general,  pero en lo profundo de su ser, se observa el miedo a la muerte, a perder la salud, a ponerse capas en su esencia para no mostrar su verdadero “yo”, su vulnerabilidad y sus miedos.

La grafología aplicada al arte proporciona información sobre la biografía del artista, sobre sus procesos creativos y aporta nuevos datos que ayudan a abrir nuevas líneas de investigación.

M Cruz Barón Catalán.

Grafóloga y Perito Calígrafo.

Directora de Grafoproject.